Arriesgarse

sábado, 15 de mayo de 2010

"La sombra", de Sidonie



Aquella tarde decidió con tristeza
no dejarlo todo y seguirla
porque pensaba que se arriesgaba a convertirse
en un esclavo de sus caprichos.

Desde entonces dejó de ser él
para convertirse en la sombra
atada a unos pies que se dirigían directamente
hacia su propio fracaso.

1 comentarios:

Eleanor dijo...

No hay nada mas triste y peor que, dejar de ser, para pasar a ser lo que los demas quieren que seamos.
Dejamos de ser un "ser" verdadero, para pasar a ser un "ser" ficticio, falso.
Muy bien expresado Sergio.
Un beso o 2!