Sangre de tu sangre

domingo, 24 de mayo de 2009

"When you were young", de The Killers



Desde el día que abrí los ojos al mundo te conozco. Seguro que fuiste la primera persona que me hizo reir con tus gamberradas de niño travieso. Lo hemos compartido todo: la habitación, los juguetes, los libros de texto, la ropa, la música, las aventuras, las desventuras, los amores, los desamores, los éxitos, los fracasos, las alegrías y las tristezas.

Hemos compartido noches mágicas en el cine de verano de la plaza de toros, miles de juegos en la
Calle Granada, horas y horas de gimnasio, clases de francés, ensayos de teatro y de chirigota. Ambos hemos visitado lugares tan mágicos como “el cine de las sábanas blancas” y algunas noches nos hemos hartado de cenar “nitos fritos” y “chichoplos”. Hemos disfrutado como locos más de una semana cultural en el patio de “Las Explanadas”, hemos corrido juntos en las playas de la Barrosa, Fuengirola, La Manga del Mar Menor, Comarruga...

Hemos celebrado juntos los mejores momentos de los nuestros. Hemos llorado juntos en los momentos más oscuros. Nos hemos abrazado y besado, hemos discutido y hasta a veces, nos hemos pegado. No nos hemos contado más cosas el uno al otro porque, sinceramente, no hacía falta.

Eres mi hermano mayor. He aprendido tantas cosas y guardo tantos momentos que podrían llenar más de una infancia feliz. Hoy te recuerdo de niño para que tú te recuerdes tal y como eras. Quiero que te recuerdes tal y como eras porque pronto vendrá una persona muy parecida a ti y necesitarás recordarlo para entenderla. Necesitarás ver el mundo desde sus inocentes ojos, tal y como una vez lo viste.

Michael Levine dejó esta extraordinaria frase: “Tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista”. Pero te conozco demasiado. Te basta con ser tú mismo para que tu hija se críe enamorada de su padre.

Todo esto te lo dice tu hermano, que te habla desde el lenguaje de la sangre. Te lo dice tu hermano que te quiere porque te conoce.

11 comentarios:

Gófer dijo...

(No sé qué ha pasado, pero es la segunda vez que lo escribo, espero que esta seala buena).

Como siempre y en su línea, le feclicito. Y felicito también a su familia por disfrutar de su cariño.

Sergio Alises Moreno dijo...

Feclicito (del verbo feclicitar)

Primera acepción. Dícese de los parabienes, alabanzas u oropeles con que se agasajan entre sí los habitantes del reino de Playmobil. No sabía que nos habían concedido ya la nacionalidad...

Segunda acepción. Diminutivo de feclizo. Fruto del arbusto feclicera que se recolecta en primavera al igual que los bertongos en las vegas de la localidad de Berrueza.

(bibliografia de la segunda acepción: blog de la murga ubetense, en diversos artículos).

Espero haberle aclarado sus dudas, por lo demás y como siempre, agradecido a usted.

Señor dijo...

Enhorabuena ... futuro tío ... yo ya voy a por el tercero ... por fin ... imagino que estaréis encantados ....

Medina dijo...

La verdad que no le conozco mucho, señor Alises, pero de lejos se ve que es usted una persona buena y noble. Un abrazo y felicidades.

José Luis dijo...

Bueno, creo que me puedo reconocer en ese texto. Gracias hermano.

Por cierto, ya has hecho llorar a Marisa y seguro que también a Carmen.

Señor Marqués dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señor Marqués dijo...

Enhorabuena ... futuro tío ... yo ya voy a por el tercero ... por fin ... imagino que estaréis encantados ....

ironiadelirium dijo...

:D!
Los hermanos son geniales!
Felicidades! y gracias por pasarte por mi sitio

UVEJOTA dijo...

Casi también desde ese día de apertura de órganos visuales podría yo decir sin tanto énfasis que tu padre fue una de las primeras personas con las que tomé contacto, por los lazos familiares y nuestra muy asidua asistencia y convivencia en casa de nuestra común abuela.
Podría contar mil una anécdotas, vivencias, juegos, salas de cine, estudios, servicio militar, amoríos, trabajo en común etc. etc. Pero no es el momento ni el lugar, quizá algún día charlemos, si te apetece, de esta infancia, juventud y madurez tan compartida.
Lo importante ahora, y por lo que he entrado, en tu blog, (que no he dejado de hacerlo), es porque este post, me ha gustado sobremanera. Escribes bien y se ve que dices lo que sientes. Sigue así.
¡¡Te lo has currado tío!! Se ve que tú vales para esto, jejeje…
Recibe mi sincera enhorabuena y acepta mi consejo: ¡¡Adelante!!
Un abrazo
v.j.

Sergio Alises Moreno dijo...

Señor Marqués: La enhorabuena es compartida.

Señor Medina: Nos conocemos más de lo que se piensa usted.

Jose: Carmen estará sonriendo.

Ironiadelirium: Que conste que pase por su sitio y, como me gustó me hice follower. Postee más a menudo.

Uvejota: Se agradecen sus continuos ánimos. La familia, es lo que tiene.

Victoria Carbonero dijo...

Lo leo cuando estoy triste, cuando estoy alegre y cada vez me gusta más.